12814055_10206994594117541_8089157829076133838_n
nino-montana
nino-montana2
nino-montana4
nino-montana5

Alejandro Guzmán cumplió 10 años en febrero anterior, pese a su corta edad, sabe lo que es escalar las montañas más difíciles del país, y ahora subirá el pico más alto de Centroamérica, el volcán Tajumulco en Guatemala, con 4.222 metros de altura.

A partir de las 5:00 de la mañana de este lunes, Alejandro subirá junto a su abuelo el cerro, y espera estar de regreso en Costa Rica el martes en horas de la tarde. ¡Toda una hazaña para un niño de 10 años!

En 4 oportunidades ha escalado el cerro Chirripó sin queja alguna y tan motivado como si le compraran un juguete. Todos los fines de semana viaja a diferentes puntos del país a subir y bajar montañas.

“Empezó a los 6 años pero desde hace como 2 años lo está haciendo mucho más seguido, entrenando más. Él entrena con Warner Rojas y con su abuelo. Casi todos los fines de semana entrena, sube Escazú, Alajuelita, Barva de Heredia, ha andado por casi todo el país”, dijo María Chavarría, madre del menor.

Orgullosa, Chavarría contó que su hijo ha vuelto del Chirripó en la noche y al día siguiente tiene que ir a la escuela, y siempre lo hace motivado.

“¡Me siento cada día más orgullosa! A él le encanta, le apasiona, si ya lleva varios días sin ir me dice: ‘mamá, necesito montaña, necesito ir’. Mi papá tiene mucho tiempo de caminar y fue quien lo empezó a llevar desde chiquitito. Alejandro, por más cansado que llegue, siempre está contento, motivado, si tiene que ir, se levanta aunque sea de madrugada… ¡Con todas las ganas!”, aseguró.

El pequeño ya escaló la montaña más alta de Costa Rica, espera subir el Tajumulco y sueña con visitar el Aconcagua en Argentina, el cual tiene una altitud de 6.960 metros.

Alejandro, su abuelo y algunas personas que lo acompañan se dirigen hacia Quetzaltenango, en donde dormirán para partir mañana a las 3:00 de la mañana hacia San Marcos, de donde se inicia la travesía.
Fuente Original

Compartir